domingo, 12 de marzo de 2017

Quiche Lorraine



Esta torta salada rellena de crema, huevos, queso y tocineta que se hornea sobre una pasta de harina y mantequilla con sal, se llama Quiche Lorreine.  Su origen es Francés, de la región de Lorena en la frontera de Francia con Alemania. La receta original data de los años 1600 y solo se elaboraba con crema y huevos, a mediados del siglo pasado esta evolucionó introduciendole tocineta y queso.   Hoy existen variaciones muy ricas de esta torta  pero se alejan de la original receta, por lo que no es apropiado llamarla Quiche Lorraine sino tarta de cebollas, de espinacas, champiñones, puerros o de cualquier otro ingrediente con el que se realice.  

Esta es sin duda la mejor receta de Quiche Lorraine que he cocinado y probado,  por esta razón con ustedes comparto. De masa suave y relleno delicado, no podrás encontrar otra igual. Suena un tanto pretencioso pero después de prepararla en casa comprobaras que es verdad.

La puedes servir en un brunch, como entrante en tus comidas o a la hora del té.  Lo que te sobre puedes conservarlo en la  nevera, puedes comerla fria o si no precalientas el horno a 350F o 180C y la calientas por unos minutos. Es una deliciosa opción a la hora del desayuno. 


Ingredientes para la masa

125 grms de margarina fria 
1 1/4 taza harina
1 huevo grande
1 cucharadita de agua fria
1/2 cucharadita de sal

Preparación de la masa

1. Colocar en la batidora la margarina cortada en cubos, harina y sal. Mezclar hasta que este harinosa, introducir el huevo,y luego colocar la cucharada de agua fria, batir unos segundos hasta que se forme una masa. Si esta muy pastosa, colocale una o dos cucharadas de harina hasta que tenga la consistencia deseada.
2. Colocar la masa en la nevera durante al menos 30 minutos. 
3. Mientras, enciende el horno a 450F p 220C. Sacarla luego  de la nevera y extenderla sobre un meson ligeramente enharinado. Con un rodillo para amasar formar un disco grande un poco mas grande que el tamaño de la asadera en la que vas a colocar el relleno. 
4. Darle la forma a la masa dentro de la asadera redonda para tortas. Una vez armada, con la punta de un tenedor hacer  pequeños huecos a la masa para que esta respire cuando se este asando y no se empoje.
5. Colocar en el horno durante 10 minutos, bajar la temperatura y cocinarla  5 minutos mas hasta que dore un poco.  Sacar del horno y dejar que repose mientras preparas el relleno.

Esta misma masa la puedes utilizar para todas las tortas que desees hacer. 

Ingredientes para el relleno

200 grms de tocineta cortada en trocitos pequeños. 
1 cebolla blanca cortada en cuadritos. 
150 grms queso gruyere rallado
2 huevos
200 ml de crema de leche
75 ml de leche
Sal y pimienta

Preparación del relleno

1. Encender el horno a 350F o 180C
2. En una sarten freir la tocineta, descarta los trozos blancos de la tocineta que tienen mucha grasa. 
3. Una vez la tocineta este doradita trasladar a un papel de cocina para que la grasa se seque. Dejar el aceite o grasa que solto la tocineta en la sarten y freir a fuego medio bajo  la cebolla.  Cuando la cebolla este transparente apagar el fogón y reservar.
4. En un bol mediano colocar los huevos y batirlos, introducir la leche, crema de leche, queso rallado,  sal y pimienta y por último la cebolla y tocineta, mezclar bien y vaciar sobre la masa previamente horneada. 
5. Hornear durante 25 a 30 minutos hasta que se cocine y dore ligeramente por encima. 
6. Servir caliente o dejar reposar hasta que este a temperatura ambiente si lo deseas. 
















viernes, 10 de marzo de 2017

Coliflor con Salsa de Tahine




La coliflor es un vegetal que poco usamos en nuestra cocina colombiana, quizás  por el olor que expide al cocinarse algunas personas prefieren no utilizarlo en su dieta diaria.  Rica en nutrientes y minerales, además de contener muy pocas calorias, la coliflor tiene propiedades beneficiosas para nuestra salud ya que contiene una gran cantidad de antioxidante, es un buen diuretico, protege el corazón, previene algunos tipos de cancer, y ayuda a la digestión. 

Con todas estos beneficios decidí incluir este ingrediente más a menudo en mi cocina por lo que investigando descubrí que ademas de utilizarla en ensaladas, puedes hacer un rico puré reemplazando algunas papas por coliflor, gratinadas con queso, en souffle y buñuelitos; y si te metes en Pinterest encontraras una variedad de recetas.

El Restaurante Arabe Internacional en Cartagena ofrece en su menú la coliflor en salsa de tahine, plato que puedes ordenar como entrante o como acompañante del fuerte. Recomiendo la  pidas cuando tengas oportunidad de ir a este maravilloso y tradicional  restaurante de comida Arabe. Mientras, puedes prepararla en casa para que no te pierdas de una exquisita combinación entre la coliflor que es más bien simple, junto con la crema o pasta de ajonjolí, tahine

La preparación de este plato tarda muy poco por lo que te sugiero asar la coliflor justo antes de servirla para que no se ablande tanto y asi mantienes una textura más crujiente.  La salsa con la que bañas la coliflor una vez la hayas asado puedes prepararla antes y reservar hasta el momento de utilizar. 

Ingredientes (6 personas)
1 cabeza grande de coliflor
4 cucharadas de aceite de oliva 
Sal y pimienta

Salsa de tahine
4 cucharadas de pasta de tahine
4 cucharadas de agua
1 diente de ajo
1limón 
1/4 cucharadita de sal

Preparación
1. Preparar la salsa de tahine colocando todos los ingredientes en la licuadora. Debe quedarte liquida, no espesa, por lo que puedes ponerle un poco mas de agua a la combinacion hasta obtener la consistencia deseada. 


2. Cortar la coliflor en trozos y colocarla en una asadera para hornear. Salpimentar y bañar con aceite de oliva.
3. Encender el horno a 400F y hornear la  coliflor por 15-20 minutos hasta que se dore por encima.
4. Sacar del horno, bañar con la salsa de tahine y servir.




















sábado, 4 de marzo de 2017

El Kilo


Si vives en Cartagena o en tus planes esta ir, un sitio que no te puedes perder, el Restaurante El Kilo, ubicado en la Calle 2da de Badillo, a media calle caminando hacia  el Parque Fernandez Madrid. Acogedor lugar, de decoración contemporánea, bien atendido, te hace sentir en casa pero al tiempo  fuera de la ciudad para quienes vivimos en ella.  


La comida es tan deliciosa y variada que te recomiendo ir a la hora del almuerzo-cena, esto es un poco más tarde del medio dia pero antes de caer la tarde, es decir tipo 2:30 o 3:00 pm, asi puedes almorzar suficiente para ya no comer más sino hasta el dia siguiente.   


Para empezar puedes escoger uno de los divertidos cócteles que estan en la carta como El Perla Negra que contiene tequila, macerado de piña tostada, miel de agave, zumo de limon, enfriado en carbon natural.  O el Gin Tiki Tonic preparado además de ginebra, tonica de coco artesanal, lychee, mandrágora y enebros. 


Te reciben con un mini ceviche en cuchara a manera de degustación, por lo que no te recomiendo pedir luego ceviche, la carta es amplia con muchos entrantes a escoger, las ostras al natural servidas en cama de hielo, pequeñas pero sabrosas, tataki de atún, carpaccios, tiraditos, empanadas de camarón, para mi gusto simplemente deliciosas, muelitas de cangrejo o langostinos crujientes.


Tienen una carta de vinos sencilla, sin pretensiones y accesible, asi que no te tienes que enredar, un Sauvignon Blanc Amaral o Montes te puede ir bien de principio a fin, ya que El Kilo es esencialmente un restaurante de comida de mar.   


La carta de platos fuertes esta agrupada en Brochetas a la Parrilla, Filetes de Pescado Parrillados, Arroces y Pastas y Otros como Cola de Langosta, Fish and Chips, Gambas a la Parrilla, Pescado Entero, o una rica Hamburguesa de Pescado.  Lo que escojas con seguridad no te equivocarás.


Come y bebe despacio, no hay prisa, el sitio vale la pena para estar dos a tres horas, y te atienden tan bien que en realidad no te querrás ir.  De lo que no te puedes perder es de degustar uno de sus pocos pero sensacionales postres. Nada puede ser excusa para probar el dulce de guanábana y arequipe, una invención fenomenal, el esponjado de coco, o la piña asada con helado de vainilla en crema de coco. Simplemente sensacionales!!! 


Un cafe para cerrar y con mucha nostalgia la cuenta pagar!!! 











sábado, 25 de febrero de 2017

Pan de Queso





Hacer pan es un verdadero desafío, cada vez que uno lo prepara en casa siempre resulta diferente, depende mucho del clima y temperatura exteriores, de la humedad, del horneado, son distintos los factores que aún cuado lo prepares con la misma receta unas veces te quedan mas subiditos y suaves, otras más duritos o achatados.  Realmente es una proeza pero al tiempo es una verdadera delicia poder comer el pan fresco, calientico, recien salido del horno.

Mi sugerencia para que obtengas un rico y delicioso pan es medir las cantidades de manera precisa  y dejar reposar la masa el tiempo aqui señalado, no te excedas en los margenes de tiempo, máximo dos o cinco minutos más, pero nunca menos, ya que en verdad hace una gran diferencia.

Esta receta junto con las mogollas de pan que publiqué hace un tiempo, son mis panes favoritos.  El toque de queso por dentro y por fuera es grandioso, contiene menos masa que otros panes y el tamaño resulta perfecto.  Se preparan con queso mozzarella de búfala, si puedes conseguir las perlas de queso mozzarella  mas pequeñas que los bocconcini, son muy convenientes porque las puedes colocar enteras, o también puedes cortar el queso grande en trozos de tamaño de una moneda pequeña.  En el exterior del pan lleva queso rallado, puedes usar gruyere, suizo, cheddar u otro amarillo semi duro.  

Prepáralos para consumir enseguida, asi que si los quieres poner a la mesa al momento de servir el desayuno, almuerzo o cena, calcula el tiempo preciso. En total tardan 2 horas o 120 minutos: 10 minutos de preparación, una hora (60 mnutos) para que se eleve la masa, 10 minutos dándole forma de bola y rellenándolos, 20 minutos de reposo previos a hornearlos y 20-22 minutos horneándolos. 

Un ingrediente escencial para un buen pan es el amor y buen empeño que le pongas al hacerlo, intentalo!!! 

Ingredientes (15 unidades)
1 taza de agua tibia
2 cucharaditas de azúcar 
1 sobre de levadura de 1/4 de oz (2 y 1/4 cucharaditas)
1/3 aceite de oliva
1 cucharadita de sal
3 tazas de harina
15 mini bolitas de queso mozzarella  o 15 pedacitos de queso cortados del tamaño de una moneda pequeña
50 grms de mantequilla
Queso rallado para espolvorear los panes tipo gruyere, suizo o cheddar.

Preparación
1. Medir la taza de agua, colocarla en un pequeño recipiente al fogón y calentar. Si tienes un medidor de temperatura introducelo, debe indicar entre 110 a 120 grados, o sino simplemente introduce tu dedo indice y debe estar tibio al tacto, si esta muy caliente espera unos minutos hasta que este tibio.
2. En el recipiente de la batidora colocar el agua tibia, azúcar y levadura. Dejar reposar durante 10 minutos sin revolver, dejar que la levadura se ponga esponjosa. 
3. Pasados los 10 minutos añadir sal y aceite de oliva. Colocar el gancho de pan a la batidora y comenzar a batir lentamente, introducir la harina poco a poco. Cuando hayas teminado de colocar toda  la harina subir la velocidad de la batidora y batir durante 5 a 7 minutos hasta obtener una masa suave.  
4. Engrasar ligeramente un bol grande con aceite de cocina y colocar la masa en el bol. Tapar con papel plástico o un trapo, asegurando que no le entre aire.  Colocar el bol con la masa en el lugar más caliente de la cocina, generalmente lo pongo al lado de la estufa si estoy cocinando otras cosas o dentro del horno apagado. Dejar crecer la masa durante una hora.  
5. Una vez la masa haya subido y la sientas esponjosa colocala sobre el mesón. Amasala un poco, sin colocarle mas harina, haz la figura de un tronco para que luego la dividas en 15 partes. Con cada parte formar con las manos unas bolas pequeñas y luego abrirlas con la mano para rellenarlas con el pedazo de queso, cerrarlas bien y colocarlas en una asadera cuadrada o rectangular previamente engrasada con aceite.  
6. Una vez hayas formado y rellenado toda las bolas, tapar la asadera nuevamente con papel plástico o con un trapo y dejar crecer durante 20 -30 minutos.
7. Mientras, enciende el horno a 375F o 180C. Importante que el horno este  precalentado antes de cocinar la masa para hacer el pan.  Una vez hayan pasado el tiempo de crecimiento de las bolas, derretir la mantequilla y untar cada bola por encima con la mantequilla, y luego colocar un poco de queso rallado.
8. Colocar la asadera en el horno y hornear durante 20 - 22 minutos, hasta que el queso este doradito por encima y el pan haya cogido color. 
9. Sacar del horno y dejar reposar por 3-5 minutos... servir calienticos!!!















domingo, 19 de febrero de 2017

Polvorosas Árabes, Graibes


Hago claridad en el título de que son polvorosas árabes porque hay muchas versiones en el mundo de esta galleta llamada de la misma forma; todas  a base de mantequilla y azúcar.  Las de origen Arabe, Graibes, se elaboran con mantequilla clarificada (ghee), harina  y azúcar pulverizada únicamente.

En la colonia árabe Cartagenera donde naci y creci, la mayoria de  las familias mantuvieron la tradición culinaria  de sus ascendientes sirios, libaneses, palestinos, o de cualquier población cercana a esa parte del mundo tan lejana para nosotros.  Si bien nuestras abuelas, tías y madres aprendieron todos los secretos para mantener vivo el sabor de la comida de sus ancestros, cada familia era reconocida por hacer un platillo en particular mejor que las demás.  Los mejores envuelticos de hoja de repollo y hojas de uva por ejemplo eran las de mi abuela Popi, Sofia Ghisays de Juan, el mejor quibbe crudo era el de la señora Georgette de Farah, que aún esta presente en el menú del delicioso y tradicional Restaurante Árabe; el quibbe asado de doña Jafisa de Gedeón o los quibbe de pescado  de las hermanas Saker, las sfijas de Mary Chaljub, las berenjenas con leche cortada de Marianita de Bajaire, el marmaon de tia  Maty de Gedeón,  el namura de Arlette de Yidios, las inigualables empanadas de leche cortada y el baklawa de la tia Aida Juan de Gedeón, y que decir de las más  deliciosas y maravillosas polvorosas de Hortensia de Yidios, quien con su secreta receta, dicen algunos, se la llevo hasta su tumba.   No había, y aun no hay, polvorosas igual a las de la simpática y graciosa "tia Horte", como cariñosamente la llamábamos, quién en Navidad elaboraba decenas, cientos de estas,  muy solicitadas durante  las celebraciones de fin de año.

La mezcla de azúcar, mantequilla y harina para mi ha sido siempre un misterio, habia probado varias combinaciones, hasta que por fin logre una que me place.  El  secreto de estas galletas también está en la elaboración de la masa, debe quedar muy suave y mantenerse bien hidratada al formar la galleta para que no se quiebre,  por lo que entre una elaboración y otra debes amasar tres, cuatro veces  la masa con las manos. 

Tia Horte, cuánto te recordé este fin de semana, hice una  pequeña tanda de tus polvorosas en forma de aro, terminé extenuada pero  muy satisfecha de que el producto final fue simplemente delicioso.  Mi hijo, amante desde pequeño de las famosas polvorosas de la tia Horte, expresó "mami, te quedaron tan deliciosas como las que hacía la tia Horte", con este comentario cierro esta historia contenta de haber persistido para poder compartir con ustedes, quienes tengan el amor y paciencia, una de las mas deliciosas recetas de la cocina milenaria árabe. 

Ingredientes 36 unidades
700 gramos de mantequilla para clarificarla y que queden netos 500 gramos 
750 gramos de harina
250 gramos de azucar pulverizada

Preparación
1. Encender el horno a 300F o 150C.
2. Calentar y clarificar la mantequilla, quitar toda la espuma y dejar solo el líquido transparente que queda. En ese momento debes obtener los 500 gramos que necesitas. Dejar enfriar, por lo que te sugiero hacer la mantequilla el dia anterior y guardar en la nevera.
3. Sacar la mantequilla de la nevera y colocar en la batidora con el azúcar pulverizada, batir bien hasta que quede una mezcla cremosa.
4.  Introducir poco a poco la harina y dejar batir hasta que la masa este muy suave, como la textura de una pasta para untar. 
5. Bajar de la batidora y amasar un poco con las manos. Tomar un poco de la masa, hacer una bola pequeña, luego colocar la bola en la mesa y hacer un bloquecito como un tronco, doblar las puntas hacia adentro formando un circulo. 
6. Colocar una a una en una asadera con papel mantequilla o si tienes una de hacer galletas antiadherente tambien puedes usarla sin el papel mantequilla.
7. Hornear durante unos 20 minutos hasta que esten duritas al tacto,  cuidando que no se doren, deben quedar blancas.
8. Dejar enfriar en la asadera y luego pasarlas por azúcar en polvo. Guardar en recipiente hermético.

Mantequilla clarificada

Mantequilla clarificada sacada de la nevera 


Textura de la masa

Pequeña cantidad para formar la polvorosa




Dándole forma

Antes de asar

Asadas

A disfrutar!

sábado, 18 de febrero de 2017

Alas estilo Buffalo con salsa ranchera



Desde pequeña me han gustado las alas de pollo. Mientras mis hermanos se peleaban por quién cogia el mejor muslo, yo me sonreía porque me dejaban las alas para mi sola.    Esta es sin duda la parte del pollo que más gusto tiene por la grasa que contiene y al cocinarlas se vuelven tiernas adquiriendo un rico sabor.

Esta version al estilo Buffalo, llamadas en Norteamerica Buffalo Wings se preparan con una salsa picante a fuego muy bajo por una hora o hora y media hasta que esten muy suaves. Luego de cocinarlas se doran en el horno en el broil por 15 minutos para que se tuesten un poco.  

Se llaman Buffalo Wings porque se originan en la ciudad de Buffalo, Nueva York, donde comenzaron a servirlas en los bares acompañadas de cerveza. Hoy esta preparación es muy famosa y existen versiones muy picantes, very hot, picantes, hot, o suaves, mild.  En todo caso su característica es que son picantes, ideales como entrante mientras ves un partido deportivo,  en un asado, o viendo una película.

Recientemente estuvimos en casa de unos amigos quienes nos invitaron a ver el Super Bowl, y la anfitriona nos brindo unas deliciosas y tiernas Buffalo Wings, por lo que me puse en la tarea de conseguir una buena salsa picante para hacerlas en casa este fin de semana, y encontre esta de marca Amazon, la cual les recomiendo.


Solo hay que poner las alitas en una olla o cazo hondo con la salsa, un poco de agua y si las quieres mas coloraditas le colocas polvo para dar color como el Achiote o Color.  

Sírvelas al estilo Norteamericano con  palitos de apio, zanahoria y salsa ranchera, Ranch Dressing, receta que tambien publico aqui para que la hagas en casa.

Ingredientes Alas (4 personas)
12 alitas de pollo enteras (con la colombina)
2 limones
1/2 taza de salsa picante
1/2 taza de agua
1 cucharadita de polvo Color o Achiote

Preparación
1. Lavar las alas en abundante agua y limón, secarlas y colocarlas en una olla de fondo grueso.
2. mezclar el agua con  el polvo de color, agregar a las alas la salsa picante y agua, revolver bien.  
3. Encender el fogón a fuego bajo y dejar cocinar lentamente tapadas durante una hora o hasta que se tornen suaves.
4. Mientras se cocinan, encender el horno a 400 F, una vez cocinadas las alas, colocarlas en una asadera e introducir  en el horno por 15 minutos hasta que esten doraditas y tostaditas.
5. Servir calientes con trozos de zanahoria y apio, y salsa ranchera

Salsa Ranchera
Mezclar en un recipiente media taza de mayonesa, media de sour cream, media de leche, el jugo de un limon, una cucharada de vinagre, sal de ajo, cebolla en polvo, sal, una cucharadita de eneldo seco y una cucharada de cebollin bien picado.  Revolver bien y servir.